Danza

Una de las facetas poco conocidas de Manuel Landeta y en la que mejor se desenvolvió definitivamente fue la Danza clásica.

A pesar de haber iniciado ésta a los 19 años sus facultades natas de estéticas alto giro y capacidad interpretativa asombraron a maestros y coreógrafos.

Su amor, entrega y dedicación hicieron de Manuel Landeta en muy poco tiempo un excelente bailarín.

Comenzó sus estudios en la Ciudad de México con la maestra española Alejandra Dimina y con el inolvidable maestro ruso Fedor Lensky quienes lo prepararon a conciencia haciendo que Manuel Landeta pudiera ingresar en la escuela del American Ballet y posteriormente en la prestigiada compañía de la misma escuela.

Intervino en ballets como "Romeo y Julieta" y "Don Quijote".

A finales de 1980 Manuel se lesiona la columna vertebral y se ve obligado a abandonar la danza clásica y es por esas fechas en que es llamado a audicionar para la obra "Los Fantástikos"cambiando así su trayectoria a actor de comedia musical, género en el que se ha desempeñado con enorme éxito desde hace 24 años.